16 de junio de 2017

Alma Desnuda


































Soy un alma desnuda en estos versos, 
Alma desnuda que angustiada y sola 
Va dejando sus pétalos dispersos. 

Alma que puede ser una amapola, 
Que puede ser un lirio, una violeta, 
Un peñasco, una selva y una ola. 

Alma que como el viento vaga inquieta 
Y ruge cuando está sobre los mares, 
Y duerme dulcemente en una grieta. 

Alma que adora sobre sus altares, 
Dioses que no se bajan a cegarla; 
Alma que no conoce valladares. 

Alma que fuera fácil dominarla 
Con sólo un corazón que se partiera 
Para en su sangre cálida regarla. 

Alma que cuando está en la primavera 
Dice al invierno que demora: vuelve, 
Caiga tu nieve sobre la pradera. 

Alma que cuando nieva se disuelve 
En tristezas, clamando por las rosas 
con que la primavera nos envuelve. 

Alma que a ratos suelta mariposas 
A campo abierto, sin fijar distancia, 
Y les dice: libad sobre las cosas. 

Alma que ha de morir de una fragancia 
De un suspiro, de un verso en que se ruega, 
Sin perder, a poderlo, su elegancia. 

Alma que nada sabe y todo niega 
Y negando lo bueno el bien propicia 
Porque es negando como más se entrega. 

Alma que suele haber como delicia 
Palpar las almas, despreciar la huella, 
Y sentir en la mano una caricia. 

Alma que siempre disconforme de ella, 
Como los vientos vaga, corre y gira; 
Alma que sangra y sin cesar delira 
Por ser el buque en marcha de la estrella.

Autora Alfonsina Storni
Fotografia, Rimel Neffarti

2 de junio de 2017








Entretejían arcoíris en las puertas
de sus encalados universos,
donde afuera quedaba el todo,
hasta los segundos
suspendidos entre los adoquines
de sus cocinas.
Más si el mundo se derrumbaba,
al regresar
las hallarías trenzando fabulas

en los carmines de sonrisas erradas.

Lesan Mora 2015
Fotografia Helmut Newton

19 de mayo de 2017
















Vivo sin vivir
en la hemostasis profunda
de un subuniverso desconocido
en el que todo danza
al son de Jimi Hendrix,
mientras su guitarra arde
en el último concierto
donde sentir
es como aquella última nota
de Hells in Angels,
profunda, apasionada
manteniendo el sentimiento
en la cuerda floja,
jugando a una ruleta rusa

que ni nosotros mismos sabemos.

Lesan Mora 2015
Fotografía Rachel Belinsky


5 de mayo de 2017























El  lugar de los imposibles
donde la madreselva
danza con los galanes nocturnos  
en los enrejados portalones
que guardan las risas infantiles
entre los dragones y princesas
del ocaso veraniego
donde Merlín
vela sus pociones en el  desván

Ahí es donde siempre quiero volver,
y de donde nunca me fui….
de esa extraña fortaleza,

llamada hogar.

Lesan Mora 2015
Fotografía Jonás Garcia




21 de abril de 2017

Nocturno

Silencio de la noche, doloroso silencio 
nocturno... ¿Por qué el alma tiembla de tal manera? 
Oigo el zumbido de mi sangre, 
dentro de mi cráneo pasa una suave tormenta. 
¡Insomnio! No poder dormir, y, sin embargo, 
soñar. Ser la auto-pieza 
de disección espiritual, ¡el auto-Hamlet! 
Diluir mi tristeza 
en un vino de noche 
en el maravilloso cristal de las tinieblas... 
Y me digo: ¿a qué hora vendrá el alba? 
Se ha cerrado una puerta... 
Ha pasado un transeúnte... 
Ha dado el reloj trece horas... ¡Si será Ella!...
Poema Ruben Dario
Fotografía Charlotte Grimm