14 de julio de 2017





En la tapia crecía la yedra
mientras las risas infantiles
llenaban las estancias,
de ese  impoluto tosco universo
al que cada verano regresábamos
con el alma cansada
dispuestos
a sumergirnos en su cálido abrazo,
pues sabíamos que al igual
que fue, <pese a las ausencias
teñidas de gris en las esquinas>,
y será un lugar al que regresar…

Un lugar al que llamar hogar.

Lesan Mora 2015
Fotografia Katey Puley

30 de junio de 2017

Cuando en tu vida entra una bomba....

                       Llamada cáncer, sientes que el mundo se abre bajo tus pies. Quien diga lo contrario creo que está mintiendo, más que nada porque hasta ese momento la vida ha sido algo muy distinto de lo que será a partir de entonces. Pero bueno tienes que seguir viviendo y tienes que presentar batalla ante lo que estás pasando.
                         Continuamente oigo la frase"es que tú eres muy fuerte, eres capaz de superarlo todo". Y no sabes la gracia que me hace cuando lo oigo. Lo que en realidad me gustaría es hacerme pequeña y recogerme en posición fetal hasta encontrar ese lugar parecido al vientre materno en el que sentirme asalvo y resguardada. Por suerte esa sensación no dura mucho y consigo levantarme y afrontar la vida , no sé si  de igual forma pero si con una visión masa positiva de la que tenía antes de que me dieran la noticia.
                  Y es que si algo he aprendido de todo esto es que solo tenemos una vida y hemos de vivirla según nuestros propios criterios.A veces nos perdemos en zarandajas sociales y convencionalismos que solo nos llega vivir bajo clichés anticuados que quizás poco o nada tienen que ver con la persona que somos y la verdad es que me he cansado de ser la niña buena  qué hace caso aquellos que creía querer o mejor dicho que creía que me querían. La vida da sorpresas y yo me estoy llevando algunas muy gratas que no sé dónde me llevarán pero tengo ganas de descubrir ese camino de vivir y amar como la persona que soy y no como la que otros quieran que sea. Así tal vez cuando tenga  80 años y me mire al espejo descubra que esa viejecita ha vivido la vida de puta madre y no me llevé el cajón ningún ojalá hubiera........
                    Porque si algo tengo claro es que la enfermedad no me define, sólo es una puerta que se ha abierto en mi vida no sé si a ha llegado para quedarse o como yo digo para  irse derrotado en una batalla que no me pienso dar por vencida. Y por favor si miráis a un enfermo de cáncer como yo a partir de ahora no lo miréis como si fuera la figurita de cristal del cuento que está a punto de romperse. Somos personas qué amamos, queremos, reímos y vivimos y sobre todo queremos comernos la vida con ansia porque sabemos que solo hay una y no queremos desperdiciala. Así que a partir de ahora no lo mires con lastima cógela de la mano para acompañarlo en su aventura; tal vez descubras que vivir es mucho más interesante de lo que pensabas.

Marian Jaén pseudonimo Lesan Mora 2017

16 de junio de 2017

Alma Desnuda


































Soy un alma desnuda en estos versos, 
Alma desnuda que angustiada y sola 
Va dejando sus pétalos dispersos. 

Alma que puede ser una amapola, 
Que puede ser un lirio, una violeta, 
Un peñasco, una selva y una ola. 

Alma que como el viento vaga inquieta 
Y ruge cuando está sobre los mares, 
Y duerme dulcemente en una grieta. 

Alma que adora sobre sus altares, 
Dioses que no se bajan a cegarla; 
Alma que no conoce valladares. 

Alma que fuera fácil dominarla 
Con sólo un corazón que se partiera 
Para en su sangre cálida regarla. 

Alma que cuando está en la primavera 
Dice al invierno que demora: vuelve, 
Caiga tu nieve sobre la pradera. 

Alma que cuando nieva se disuelve 
En tristezas, clamando por las rosas 
con que la primavera nos envuelve. 

Alma que a ratos suelta mariposas 
A campo abierto, sin fijar distancia, 
Y les dice: libad sobre las cosas. 

Alma que ha de morir de una fragancia 
De un suspiro, de un verso en que se ruega, 
Sin perder, a poderlo, su elegancia. 

Alma que nada sabe y todo niega 
Y negando lo bueno el bien propicia 
Porque es negando como más se entrega. 

Alma que suele haber como delicia 
Palpar las almas, despreciar la huella, 
Y sentir en la mano una caricia. 

Alma que siempre disconforme de ella, 
Como los vientos vaga, corre y gira; 
Alma que sangra y sin cesar delira 
Por ser el buque en marcha de la estrella.

Autora Alfonsina Storni
Fotografia, Rimel Neffarti

2 de junio de 2017








Entretejían arcoíris en las puertas
de sus encalados universos,
donde afuera quedaba el todo,
hasta los segundos
suspendidos entre los adoquines
de sus cocinas.
Más si el mundo se derrumbaba,
al regresar
las hallarías trenzando fabulas

en los carmines de sonrisas erradas.

Lesan Mora 2015
Fotografia Helmut Newton

19 de mayo de 2017
















Vivo sin vivir
en la hemostasis profunda
de un subuniverso desconocido
en el que todo danza
al son de Jimi Hendrix,
mientras su guitarra arde
en el último concierto
donde sentir
es como aquella última nota
de Hells in Angels,
profunda, apasionada
manteniendo el sentimiento
en la cuerda floja,
jugando a una ruleta rusa

que ni nosotros mismos sabemos.

Lesan Mora 2015
Fotografía Rachel Belinsky